Un apartamento de estilo colonial inspirado en la película 'Memorias de África'

10-Junio-2019

La película Memorias de África fue la inspiración para decorar este precioso apartamento ubicado en el barrio londinense de Notting Hill (imposible no pensar también en el filme protagonizado por Julia Roberts). Con una decoración femenina y elegante, pero al mismo tiempo fuerte y decidida, como la baronesa Blixen (Meryl Streep), tras pasar por las manos de Studio L, el estilo colonial británico se muestra más moderno, pero también ligeramente más formal.

Esta estética, que mezclaba piezas tradicionales con materiales y objetos locales, se traslada al siglo XXI. Así, las butacas curvas con flecos a juego con las cortinas y la lámpara de techo crean un precioso rincón, ideal para leer, conversar o dejar pasar el tiempo, mientras contemplas un jardín típico de este distrito londinense.



A la hora de vestir el salón la elegancia tranquila y el confort con más lujo fueron las mejores herramientas. Muy acorde con las tendencias de 2019, el techo se vistió con un papel tapiz seda iridiscente y las paredes con un papel de ábaca (una fibra natural), que proporciona a la estancia un brillo sutil, que cambia según la hora del día. El sofá en terciopelo verde esmeralda rompe la neutralidad del espacio, poniendo la nota de color. También llama la atención, el juego de molduras y cuarterones que recorren la pared.



Ubicada en Leinster Square, una verdadera joya de arquitectura, renovada por Alchemi Group y TateHindle, la decoración de esta casa va en paralelo a su origen en una reinterpretación moderna de la época victoriana, inspirada en otros edificios del barrio, con su elegante ambiente boemio y sus fascinantes tiendas: "Estoy muy conectada con este barrio. Por este motivo, quise exaltar su creatividad vibrante, respetando los cánones estéticos de la época, típicamente excéntricos y rigurosos, al mismo tiempo", señala Laura Merino de Studio L, artífice del interiorismo. Este rincón de lectura del salón es un buen ejemplo de su estética.



La cocina con comedor, que fue preseleccionada para los Design and Architecture Awards, es una verdadera delicia, gracias a la luz, que se cuela tanto por las ventanas como por la claraboya del techo. Blanca y con el suelo de madera, se distribuye alrededor de una gran isla central, que alberga la zona de fuegos y una gran barra de desayunos, perfecta para desayunos y comidas informales. 



El dormitorio principal, con sus techos altos de 350 cm de altura, respeta la esencia del edificio, que está protegido dado su interés histórico y arquitectónico, pero incorpora ese toque bohemio de la decoración colonial británica, que se materializa en la cama con su espectacular cabecero. La pequeña terraza con vistas a uno de los jardines de Notting Hill es el broche perfecto. 



Cada detalle está cuidado al máximo. Así, cada elemento de los cuartos de baños se han elegido con mimo, con el fin de respetar el estilo arquitectónico original y el 'alma' de la casa. 


Fuente: Hola.com