Cómo decorar y aprovechar el espacio en pasillos y recibidores

18-Julio-2017

Son las grandes olvidadas en la decoración de la casa y, sin embargo, estamos todo el día transitando por ellas. Las zonas de paso se merecen un poco más de atención y un pequeño esfuerzo decorativo por nuestra parte. Hay rincones de la casa a los que no les prestamos ni la más mínima atención, a pesar de que son esenciales. Una muestra de esto son las zonas de paso, por las que circulamos millones de veces al cabo del día y que apenas decoramos. Hoy vamos a darte unas claves para que aprendas a aprovechar el espacio en pasillos y recibidores.

Aunque solo sea por la gran cantidad de veces que transitas por ellas cada día, yo creo que merece la pena dedicar un tiempo a pensar en cómo decorar estas zonas de paso. Es importante aprovechar el espacio en pasillos, por ejemplo, ya que al ser estrechos estaremos bastante limitados.

Sin embargo, sí que hay cosas que podemos hacer para conseguir que estos rincones aparentemente vacíos, resulten muy prácticos y funcionales. Para conseguirlo, hemos de empezar por procurar que no sean incómodos y que no haya nada que entorpezca el paso.

No tiene sentido colocar muebles voluminosos con los que después nos estemos golpeando cada dos por tres. Mejor opta por muebles de poco fondo (unos 40 cm como máximo). Las puertas correderas también son una buena alternativa en pasillos muy angostos.

Todos sabemos ya de la importancia que tiene la iluminación a la hora de decorar un ambiente y eso vale para todos los rincones de la casa, incluidos pasillos y recibidores. Es fundamental que no les falte luz a las zonas de paso si quieres que parezcan más amplias y bonitas.

Una idea es instalar focos o flexos en la pared, ya que iluminan y no ocupan espacio. Puedes dirigir la luz hacia el lugar que más te interese.

Otras ideas para multiplicar la luz que hay en un pasillo es colocar espejos que la reflejen y multipliquen. Además de aumentar la luz, los espejos también dan sensación de mayor amplitud, por lo que son una gran idea para decorar pasillos.

Es cierto que no resulta fácil amueblar un pasillo o un recibidor pequeño en el que haya muchas puertas, pero siempre hay ideas que podemos hacer nuestras para conseguir que estas zonas sean un poco más funcionales y prácticas.

Hay elementos que nos sirven para almacenar y organizar cosas de uso cotidiano y que, además, resultan prácticas en un pasillo, a pesar de las dimensiones disponibles. Un ejemplo son los percheros de pared, que no entorpecen el paso.

O también los estantes altos sobre las puertas, perfectos para guardar cosas que no se usen mucho. Lo bueno es que no dan sensación visual de abigarramiento. Y, si el pasillo o el recibidor te lo permiten, puedes colocar un banco con baldas para dejar zapatos, por ejemplo.

También puedes instalar un armario con poco fondo. Te servirá para guardar abrigos, zapatos, paraguas, bolsos, etc. Si lo pintas del mismo color de la pared, pasará mucho más desapercibido.

Fuente: