Decoración de dormitorios: trucos e ideas para ganar espacio

30-Agosto-2016

En la actualidad los dormitorios en las viviendas no son muy amplios por lo general, por lo que tiene una gran importancia saber aprovechar el espacio de la mejor forma posible y que el dormitorio sea funcional y bonito a la vez. La decoración de dormitorios pequeños requiere imaginación y creatividad para elegir colores, elementos decorativos y muebles que se adapten mejor a ese espacio reducido sin renunciar a la comodidad.

Cada objeto a la medida del dormitorio
Si no disponemos de un espacio amplio en la habitación a decorar no podemos elegir muebles demasiado grandes que se coman el espacio y no dejen lugar para otros elementos. Lo mismo ocurre con los elementos decorativos (cuadros, espejos, jarrones), si son demasiado grandes te dejarán sin espacio para otros elementos importantes y más funcionales.

Amueblar dormitorios con muebles ligeros y de líneas simples
Busca muebles que resulten ligeros, que no tengan elementos o adornos que los recarguen demasiado. Por ejemplo, puedes elegir una cama de estructura metálica que sea sencilla para aligerar. La altura de la cama también es importante, una cama más baja ocupa menos espacio visualmente. Y, por último, coloca la cama junto a la pared para que la habitación no parezca más pequeña de lo que es.

Aprovecha la altura para la decoración de dormitorios pequeños
Si tu dormitorio tiene altura la puedes aprovechar para crear espacio de almacenamiento siempre y cuando no quede agobiante. Utiliza baldas de estructura ligera para colocar libros y otros elementos pequeños y que queden en orden.

Puede tratarse de baldas metálicas o de madera, pero es importante que sean ligeras y no demasiado grandes para que no ocupen mucho espacio en la pared y que visualmente llamen demasiado la atención.

Elige muebles con diversas funcionalidades
Un recurso muy útil para aprovechar el espacio en la decoración de dormitorios es elegir muebles que tengan varias funciones. Por ejemplo, una cama en altura que tenga debajo un espacio para el armario y baldas. Otra buena opción son los muebles que se transforman, como las cunas de bebés con cambiadores que se pueden convertir en camas y cómodas a medida que el niño crece.

En lugar de tener una mesilla, un escritorio y una cómoda puedes elegir un mueble que cumpla las tres funciones y colocarlo junto a la cama. Las mesas nido también son una buena idea para aprovechar el espacio ya que son muy funcionales y las puedes plegar cuando no las necesites.

Las cajas y el orden
Lo esencial en cualquier espacio pequeño es que esté ordenado. Por ese motivo utilizar cajas decoradas y cestas de mimbre para guardar cosas puede ser una buena opción para mantener el orden y no dejar muchos objetos a la vista, que visualmente dan sensación de poco espacio.

Las cajas también las puedes colocar debajo de la cama para guardar la ropa de cada temporada cuando no la uses, de esa forma aprovechar ese espacio y lo utilizas para algo útil.

Espejos y colores
Los espejos y los colores suaves en los muebles favorecerán la amplitud del dormitorio, por lo que opta por colocar algún espejo que no sea excesivamente grande para que dé sensación de espacio y utiliza colores neutros (blancos, beige, grises) en las paredes, muebles, textiles etcétera, para lograr que tu habitación parezca más grande.

Fuente: Dossier de Arquitectura